¡Oh, no, vuelven los políticos!

¡Oh, no, vuelven los políticos!

{mosimage}Sí, con la llegada de septiembre llegan los coleccionables a los quioscos y los políticos a las páginas de los medios de comunicación. Pero así debe ser, ya que los problemas que acucian a Castelldefels no han cesado y, aunque algunas mejoras ha habido, no podemos dejar de recordar todo lo que queda pendiente y que, desde AVVIC, no dejamos de exigir. Y es que la lista es larga. Al desaguisado del pseudo-paseo marítimo no apto para bicicletas debemos adjuntar otros males endémicos. Véase: Castelldefels sigue siendo una ciudad muy ruidosa. Además de los aviones de triste recuerdo debemos añadir los ruidos reiterados de la autopista, que sigue sin vallas antisonoras (¿hasta cuándo?). También continuamos sin policía de barrio, y una inseguridad general, con un insuficiente transporte público urbano, urgencias CAP 24 horas, tala masiva de árboles, desperfectos en propiedades causados supuestamente por la empresa FCC en las obras de Montmar, con manadas de jabalís sueltos (se han contado unos 70 ejemplares) etc. etc. Obras se han hecho, sí, las del famoso plan “Zapatero” pero, ¿hechas por empresas de Castelldefels? ¿Cuántos puestos de trabajo a ciudadanos de Castelldefels han supuesto? Por otra parte, es bueno recordar que hemos tenido la grandísima suerte de pasar el verano sin incendios. Los restos que persisten desde el vendaval de enero y la falta de limpieza de solares públicos y privados han sido gasolina que no ha prendido por suerte, y más teniendo en cuenta que seguimos sin cuerpo de bomberos y que la creación de un cuerpo voluntario no es bien vista por la concejalía correspondiente, en manos de CiU. El cumplimiento de las ordenanzas municipales es otro de los puntos a corregir, pues, un año más, hemos tenido que sufrir el abuso de los visitantes de playa, que han vuelto a aparcar en aceras, paradas de autobús, pasos de peatones, vados y, lo que es peor, en plazas de discapacitados durante horas y horas sin que una patrulla de nuestra Policía Local sancionase tan execrable conducta ¿Y los mosquitos…? De verdad, ya no me quedan ganas de hablar de ese tema. Acabaría siendo grosero. En fin, resígnense a  aguantar otra vez a los políticos, sí, esos que parece que no hacen nada pero que tratan los problemas que a todos nos preocupan. Y si les apetece un coleccionable, pásense por el quiosco.