Temor e indignación de vecinos y comerciantes, ante la propuesta de implantación de las zonas azul y verde en la playa de Castelldefels.

Vecinos y comerciantes de la playa de Castelldefels han creado la “Plataforma de afectados por la Zona Azul /Verde de Castelldefels Playa”, alarmados por la regulación que el equipo de gobierno quiere llevar a cabo. Y los afectados no son pocos: a día que pasa, más vecinos y comerciantes se apresuran a firmar pidiendo al gobierno del municipio que pare una implantación de regulación de aparcamiento que conlleva un buen número de perjuicios.

En dicha regulación (Ordenanza Fiscal 17) no se contempla el caso de los trabajadores de la playa que viven en otros municipios, muchos de los cuales vienen en coche y se verán obligados a aparcar muy lejos de su lugar de trabajo o a dejarse parte del sueldo en las Zonas Azul o Verde.

Tampoco se tienen en cuenta los numerosos residentes que viven de alquiler, cuando en la playa de Castelldefels hay mucha movilidad de residentes temporales, quienes al no pagar ni el IBI ni el impuesto de circulación en el municipio, debido precisamente a su temporalidad, no tendrán más remedio que pagar para aparcar.

Los bares que ofrecen menús en la parte más frecuentada de la playa temen ver disminuir sus ingresos, ya que la regulación en esta parte de la playa contempla el pago continuado desde las 10 h hasta las 22 h, todos los días del año.

Todos los vecinos de la playa saben que los problemas para aparcar y el incivismo de algunos conductores se sufren solamente durante los fines de semana de verano y durante algunos laborables de julio y agosto. Y es por ello por lo que ven incomprensible y abusiva la solución que se quiere dar desde el equipo de gobierno de aparcamiento de pago durante todo el año, en un tramo extenso de la playa, y de pago obligatorio desde el 1 de mayo hasta el 15 de octubre en los demás sectores. Tampoco entienden que la regulación haga tal diferenciación entre los distintos barrios de la playa.

El estudio de usos de aparcamiento realizado por la Plataforma demuestra la incorrecta distribución de plazas verdes y azules, que va a provocar que, en la extensa parte central de la playa, no haya aparcamiento suficiente en zona verde para acoger a los vecinos del pueblo y a los residentes de la playa.

Asimismo, desde la Plataforma se denuncia que durante el proceso de propuesta de regulación del aparcamiento en la playa el equipo de gobierno no haya querido atender las sugerencias de mejoras que han señalado de manera reiterada la Federación de Asociación Vecinal de Castelldefels, algunos comercios y los demás partidos políticos municipales. Además, apuntan que los criterios en los que se basa la regulación impuesta por el equipo de gobierno en ningún caso se corresponden con las motivaciones enunciadas en el Pliego de Condiciones Técnicas, porque no se van a “mejorar las posibilidades de aparcamiento de residente”, ni tampoco se va a “reducir la congestión”, ya que durante todo el año los residentes tendrán que competir para encontrar plazas en las zonas verdes, y desde septiembre a julio se va a producir la congestión en todas las calles de zona verde.
Ante tales agravios, los comerciantes y vecinos de la playa de Castelldefels se preguntan si se ha llevado a cabo algún estudio de movilidad de la playa. Y, si así fuese, quién lo ha realizado y en qué criterios se ha basado. Porque los numerosos problemas que conlleva la solución impuesta por el gobierno y la adhesión a la Plataforma de miembros tan diversos (residentes fijos, residentes temporales, propietarios, inquilinos, propietarios de segunda residencia, trabajadores de la playa, negocios de hostelería y restauración, negocios de servicios y de distribución, negocios inmobiliarios, hoteles, apartamentos turísticos y residencias de la tercera edad…) genera fuertes dudas de si dicho hipotético estudio se ha realizado con el suficiente rigor.
Luis Riera Carrera
Plataforma de afectados Zona Azul/Verde de Castelldefels.