25.1 C
Castelldefels
Diumenge, setembre 19, 2021
IniciBarriosLa familia SOLER, una de las familias que ha hecho grande Castelldefels

La familia SOLER, una de las familias que ha hecho grande Castelldefels

La primera heladería y horchatería de la ciudad, propiedad de la familia Soler, estaba instalada en la esquina de la Avda. Santa María y Avda. Constitución, sin duda, calles con historia.

El “Paseo de la Estación a la Iglesia”, que es la actual Av. de Santa María. Sin embargo, el primer espacio en ser citado en el Pleno que dio el nombre a las calles  fue  el de Bulevar de la República, que, sin duda, es la actual avenida de Santa María. Luego paso a llamarse Buenaventura Durruti (la actual peatonal).

La existente Avda. de la Constitución se denominó carretera de Santa Creu de Calafell y, luego, Lina Odena por Paulina Odena García. Y antes de su actual nombre era “Vía Triunfal”, que nos comunicaba con Gavà.

El padre de José Soler, con una nevera al hombro, recorría toda la playa de Castelldefels. Contaba con un triciclo para hacer aquel trayecto. En la foto que adjuntamos del año 1949 se pueden ver a las hermanas de Soler y, con meses en un carrito de bebé, al propio José Soler, en la puerta del establecimiento de sus padres “Horchatería SOLER” Helados Frigo.

Actualmente, se lo puede ver por la calles del municipio, colaborando con las carnecerías de sus hijos. Siempre ha estado implicado en el tejido social y económico de la ciudad. Desde la Confraria Gastronòmica Més Onze, el Gremio de Hostelería, la Mostra de Cuina, la PENYA BLANC-I-BLAVA MEDITERRÁNEA CASTELLDEFELS, del RCD Espanyol de Barcelona, así como también en los sectores empresariales y de promoción de turismo.

Otra referencia de la familia SOLER es el Hotel y Restaurante Soler, ubicado en la Avda. Constitución, nº 338 (hoy Route Bar),  con una foto que acompañamos del año 1969. Anteriormente, sus padres regentaban el Hotel Bellamar, para luego comprar el mencionado solar y construir el hotel. La madre de José Soler, ya con una edad avanzada y periquita de corazón, después de ver a los blanquiazules en Sarrià, su nieto la llevaba a ver al RCD Espanyol a Montjuïc, donde en el Estadio Olímpico tenía platea reservada con aparcamiento. Toda una tradición familiar.

Son muy pocos los que pueden decir haber nacido y criado en Castelldefels, un hijo privilegiado que con esfuerzo, mucho trabajo y tesón, sacó adelante a una familia que hoy es orgullo de nuestro municipio, que lo han hecho grande y pujante,  un Castelldefels en beneficio de todos los ciudadanos. Gracias José.

 

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments