Casa Vives cierra sus puertas: una pastelería con historia desde 1895

En una fotografía antigua, tomada hace décadas, se ven a dos dependientas de la emblemática pastelería “Casa Vives” cogiendo de la mano a la pequeña Neus. Este entrañable recuerdo captura la esencia de un lugar que, desde 1895, ha sido testigo de innumerables historias y momentos dulces.

Casa Vives, conocida por su tradición y excelencia en la elaboración de pasteles y otros productos de repostería, ha sido un pilar en la comunidad durante más de un siglo.

Con gran pesar, nos despedimos de Casa Vives. El cierre de sus puertas marca el fin de una era, dejando tras de sí un legado de sabor y tradición que perdurará en la memoria de todos aquellos que tuvieron la fortuna de disfrutar de sus exquisiteces.